Mi dependencia hacia la fotografía viene desde mis 13 años, cuando mi tio “Mendi” me regaló su vieja cámara de fotos.

Por aquella época, estudiaba interno en el seminario diocesano de Derio-Bizkaia. El director, al detectar la afición que por este campo mostrabamos otro de los alumnos(Pedro Urien)y yo, nos cedió un viejo laboratorio y un lugar donde poder empezar a investigar en esto de la fotografía.

Unos años más tarde, con 17 años, compré mi propio laboratorio; ampliadora, cubetas…. Este se lo adquirí a Alejandro Landaburu, que hasta entonces había sido fotógrafo de Elorrio

Mis primeros trabajos(no remunerados) los hice para la revista Ibaizabal, una publicación que se editaba en Durango y se distribuía por la zona.

Cuando inicié mis estudios de Bellas Artes, dejé de lado la práctica de la fotografía para centrarme en   otras disciplinas artísticas.

A principios de la década de los 2000, con la aparición de la fotografía digital, recuperé la práctica de la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website